Acunando vivencias traumáticas a través de Focusing

Hoy quiero compartir con ustedes un tema que es bien conocido por la mayoría de los que lo hemos padecido. Alguna vez hemos pasado por la experiencia de situaciones que nos perturban, las mismas se acentúan al pertenecer a una sociedad que no garantiza la necesidad de sentirnos seguros, donde estos sucesos perturbadores se transforman como "algo" habitual en nuestras vidas.

Como bien destaca Moty  Benyakar, estamos viviendo, al menos en Argentina, un momento de profunda y extensa "crisis social". Continúa diciendo que, los que participamos de la vocación y la responsabilidad de aliviar, de acompañar el sufrimiento de nuestros semejantes no estamos al margen de una historia en la que vemos surgir formas de violencia que castiga cada vez más directa  a un número mayor de personas.

Para que se produzca la destrucción de la experiencia ya no es necesario en absoluto, una catástrofe...para ello basta con la pacífica existencia cotidiana de una gran ciudad. Así lo expresa Juan Jorge Michel Fariña  en el prólogo del libro "Lo Disruptivo" que escribió Moty Benyacar.

Hay acontecimientos catastróficos naturales como cataclismos y también desastres producidos por la mano del hombre como guerras, enfermedades, muertes, accidentes que son disruptivos por sí mismos.
También hay acontecimientos, en los que hago foco ahora, que son frecuentes, que son cotidianos y que nos hacen sentir inseguros, no queridos, sin control ni esperanza, con humillación, fracasos y pérdidas de cualquier índole que resultan por su intensidad y frecuencia: Perturbadores.
Si los síntomas de estos acontecimientos perturbadores como la ansiedad, el estrés, la culpa y el miedo, se prolongan en el tiempo, resultan insalubres formando una huella mnémica que va rigidizando el funcionamiento óptimo de la persona inhibiendo su capacidad para desplegar su potencial innato.

Tradicionalmente se nombra a cualquier evento fuerte e intenso como "situación traumática", tanto para referirse a situaciones como accidentes, muerte de un ser querido, enfermedad grave, discapacidad repentina, quiebre económico, robos, secuestros, violación sexual, destrucción de nuestro hábitat cotidiano y otros hechos semejantes como también para identificar catástrofes colectivas, desastres naturales, migraciones forzadas, guerras.
 Dichos sucesos o eventos producen un efecto devastador sobre el psiquismo humano. Tienen la capacidad potencial de irrumpir en el psiquismo y producir reacciones que alteran su capacidad integradora y de elaboración. Se presume que hay un modo de elaborar adecuado a las capacidades del psiquismo, por eso lo que para un niño puede llegar a ser disruptivo para un adulto no lo será, como también lo que puede llegar a ser disruptivo para un adulto para otro no lo será dependiendo de la relación entre el suceso fáctico y las capacidades de elaboración de la persona.

Estos desórdenes psíquicos motivados o activados por la irrupción en el psiquismo de eventos o suceso fácticos dan lugar a distorsiones en las que un cambio que ocurre en el afuera impacta en el adentro produciendo hechos vividos traumáticos, vivencias de estrés o de ansiedad extrema.
Se define "trauma" como todo hecho que tenga un efecto negativo duradero. La Dra. Francine Shapiro lo define como: "Discontinuidad que se produce en un proceso psíquico o en un modo de procesar psíquico". Para que un evento disruptivo produzca vivencias traumáticas, el impacto en el psiquismo es tal que rompe la articulación existente entre los sentimientos que se están conformando y su representación.

Ante una situación de amenaza de su integridad física la persona puede reaccionar huyendo, luchando o quedándose paralizado.
Cuando se queda en ese embotamiento  que le impide reaccionar, no es porque no siente, todo lo contrario; siente demasiado y ¿a dónde va todo ese afecto que no puede representar a través de símbolos adecuados verbales o gestuales?.
Cuando una vivencia negativa queda sin resolución deja residuos de emoción que se apodera de nuestra vida cotidiana a través de síntomas que, si perduran en el tiempo, pueden llegar a conformar por sus signos y síntomas un trastorno de Estrés post-traumático, un trastorno disociativo de la personalidad y otras alteraciones que impiden el buen desempeño social, laboral, familiar. Como por ejemplo: dificultad para conciliar el sueño, irritabilidad o ataques de ira, dificultades para concentrarse, hipervigilancia, respuestas exageradas de sobresalto, que duren más de un mes siendo la especificación de agudo si los síntomas duran menos de tres meses y crónicos si los síntomas duran tres meses o más.
Malestar psicológico intenso y respuestas fisiológicas se manifiestan cada vez que la persona se expone ante estímulos internos o externos que simbolicen o recuerden algún aspecto del suceso que generó el trauma.

Investigadores de la memoria señalan que los traumas graves y otras experiencias de vida  perturbadoras son almacenados en una forma incorrecta de memoria. En lugar de almacenarse en una memoria "explícita, narrativa o declarativa", en donde puede ser develado su contenido, se acumulan en una memoria" implícita "donde conservan las emociones y sensaciones corporales que fueron parte del suceso inicial.
Estos recuerdos no se pueden  conectar con una información más útil quedando aislados de otras experiencias de vida en las redes de la memoria.
Este tipo de memoria se denomina también "procedimental" ya que se almacenan reglas, procedimientos, estrategias necesarias para ejecutar una tarea, incluyendo las estrategias de procedimiento de la información. Opera de un modo automático, está involucrada en el aprendizaje de varios tipos de comportamiento. Este recuerdo nos permite hacer o pensar pero no nos permite acordarnos de lo que hacemos o pensamos, por ejemplo: aprender a construir una torre, manejar, andar en bicicleta.

¿Cómo se favorece que este recuerdo de la vivencia traumática deje de estar aislado y se incorpore al flujo natural de la experiencia?
A través del Proceso y técnica de enfoque corporal, Focusing, accedemos a tomar contacto con una clase especial de conocimiento consciente, interno y corporal.
 Eugene T. Gendlin, PH. D, descubridor de esta forma natural de autoconocimiento y sanación emocional implementa y desarrolla la teoría y técnica de este abordaje .
Influído por el existencialismo y la influencia de éste en la psicoterapia existencial, Gendlin lo reformula de forma nueva creando la terapia experiencial.
Sostiene que: " Experienciar, básicamente implica nuestra sensación de estar en interacción preverbal, preconceptual, corporal, con el medio ambiente, una sensación a nivel visceral del significado sentido de las cosas. Incluye la sensación de tener experiencias y el flujo continuo de sensaciones, impresiones, eventos somáticos, sentimientos, caer en la cuenta en algo reflexivamente y significados cognitivos que surgen en el campo fenomenológico de uno mismo.
El "experienciar" no es la reconstrucción de eventos, pero incluye su significado sentido personalmente. No es una batería de conceptos u operaciones lógicas, mas bien es el referente interno usado para anclar conceptos".

Focusing facilita en su proceso un clima interno de seguridad y confianza emocional desbaratando, paso a paso, la red de "recuerdo traumático" interrumpiendo conexiones previas con emociones negativas permitiendo la integración de información nueva.
Para activar esta información que quedó atascada en  la memoria implícita llevamos la atención  a las sensaciones que brotan del cuerpo con respecto a la totalidad del suceso.

Retomando el término propuesto por Eugene T. Gendlin de "experiencing" damos cuenta de un proceso de interacción incesante entre los sentimientos personales y  corporales y los símbolos propios o del medio ambiente que interactúan. Es un proceso de sentimientos corporalmente orientado que se comienza a conformar en interacción con el medio ambiente.
Esta interacción es profundamente sentida, es lo que sucede dentro del organismo humano-experiencing. La persona siente así un significado de lo que está experienciando como sentimiento, pero no puede aún explicitarlo en términos claros. Este significado sentido necesita de símbolos verbales o gestuales que interactúen con él para lograr una conceptualización.
Cuando un símbolo que interactúa con el sentimiento llega a resonar en el organismo, el símbolo es correcto, lo llama "símbolo certero" y se siente así organísmicamente.

En la construcción de significado o proceso de simbolización, existe un aspecto implícito, un núcleo central de significado sentido que es el que dirige el discurso explícito.
Cuando a través de los síntomas de una vivencia traumática la persona siente que" actúa como expectador de su propia vida" se podría decir, y así lo expresa el Lic. Edgardo Riveros: "que en lugar de vivir solo existe", se detecta un funcionamiento implícito que está detenido.
Gendlin llama a eso "ligadura estructural" ya que el experiencing en lugar de funcionar implícitamente de forma interrumpida, se manifiesta atascado, congelado determinando un modo rígido de experienciar.
Se pierde de este modo la riqueza de las situaciones presentes y la posibilidad de contactar con numerosos significados implícitos manifestándose un modo estereotipado de conducta.

Para acceder a ese "algo" atascado se trabaja con el flujo de experiencia que funciona, que es la que va a llevar adelante el proceso de interacción poniendo en funcionamiento aquello que no está funcionando.
Gendlin habla de la "Ley de Reconstitución del Proceso" que es poner a funcionar la interacción que estaba detenida.
Riveros en el "Nuevo Paradigma del Experiencing" expresa la Ley mencionada de esta manera: "Cuando ciertos aspectos del experiencing que funcionan implícitamente son llevados adelante por sucesos o símbolos, el experiencing resultante implica a otros aspectos congelados a veces muy nuevos que se reconstituyen, los cuales llegan a estar en proceso y funcionan implícitamente en ese experiencing después de pasar por los aspectos en funcionamiento".

Este aporte de Eugene T. Gendlin favorece el ponerse en contacto con esa clase especial de conocimiento interno, consciente que proviene de nuestro cuerpo llegando a niveles muy profundos de información.
Por lo tanto, participar de ese significado sentido es la fuente más directa para acceder a  los recuerdos  que han quedado atascados en una memoria implícita siendo una vía de acercamiento hacia lugares internos heridos, permitiendo a través del flujo de información que se vayan integrando paulatinamente, descongelando lo congelado.

Al estar junto con la sensación física de la totalidad del suceso focalizado en el cuerpo, permitirle que se desenvuelva y se simbolice acertadamente, se va moviendo el material que formó el aprendizaje de la experiencia traumática que quedó encasillado.

A través de un proceso de Focusing, en una atmósfera interna de confianza y aceptación, fortaleciendo nuestro aspecto firme y compasivo, se va acunando la vivencia.
La información disfuncional y no adaptada al fluir natural de la experiencia que deriva de un suceso disruptivo en la historia de la persona es modificada de tal forma que ya no es capaz de disparar respuestas emocionales, somáticas, cognitivas o conductas perturbadoras.

En donde, los recuerdos y disparadores perturbadores al ser reconocidos tal cual se presentan, al ser acunados, se los puede simbolizar adecuadamente, resonando con la sensación significativa de todo eso permite que la misma se abra, se devele llevando hacia delante el proceso, incorporándose a un proceso en marcha e integrándose hacia la salud y el bienestar posibilitando un mejor despliegue del potencial humano.

Texto desarrollado por María Cristina Collia en el primer Congreso Iberoamericano de Focusing en Argentina. Chapadmalal. Noviembre de 2007.
A continuación se desarrolló un caso práctico.

Bibliografía consultada
Alemany, Carlos Psicoterapia experiencial y Focusing. La aportación de Eugene T. Gendlin Ed.Descleée de Brouwer.
Benyakar, Moty. "Lo Disruptivo. Amenazas Individuales y Colectivas: El psiquismo ante guerras, terrorismos y catástrofes sociales". Ed. Biblos
Gendlin,Eugene. "Focusing, Proceso y técnica del Enfoque Corporal". Ed. Mensajero
Riveros, Edgardo. " El Paradigma del Experiencing". Ed. Lom

Riveros Edgardo. " Focusing, Experiencial y Existencial". Ed. Lom.